Sid Meier’s Alpha Centauri

Hace ya casi 21 años nació un juego de estrategia para ordenadores, considerado hoy como de cultoSid Meier’s Alpha Centauri, publicado por Electronic Arts y desarrollado por Firaxis. 

En la popular saga de Sid Meier, Civilization, el último avance en el juego consiste en construir una nave espacial y enviarla al sistema Alfa Centauro. 

Bien, así daba comienzo Sid Meier’s Alpha Centauri

Sí, Alpha Centauri es una secuela espiritual de Civilization. No sólo por la cronología, sino por el sistema de juego. Si sabías jugar a Civilization, ponerse con Alpha Centauri era un juego de niños. 

Al transcurrir en el futuro, Alpha Centauri se quitaba las cadenas que atan a Civilization a nuestro tiempo, y le permitió hundirse hasta el cuello en la ciencia ficción para empujar el calendario más allá. Las referencias de Brian Reynolds, el diseñador, son variadas, aunque destaca por lo evidente a Kim Stanley Robinson (trilogía Marte Rojo) en cuanto a la terraformación del planeta y las distintas facciones ideológicas luchando entre sí por su visión del nuevo mundo, y a Frank Herbert (Dune) por la ecología y vida alienígena. 

El juego estuvo tan bien diseñado y equilibrado que cuando salió Civilization III, se le comparó negativamente con Alpha Centauri. El desarrollo de tecnologías, la diplomacia, el espionaje… daban al juego una tensión mayor en su transcurso que la de CIV. El cuidado de las referencias y el trasfondo no tenían nada que envidiar al de muchas buenas novelas de ciencia ficción, y los personajes daban cara y calor a las distintas facciones (ecologistas, tecnólogos, militaristas, pacifistas, religiosos, capitalistas, maoístas…). No en vano, basados en este juego se han publicado una trilogía de novelas, una novela gráfica y un juego de rol

Aunque técnicamente pueda estar desfasado hoy en día, el juego mantiene su pedigrí y profundidad. Tuvo una secuela espiritual llamada Beyond Earth (Alpha Centauri es una marca de Electronic Arts) sin el creador del original, Bryan Reinolds, que por desgracia no está a la altura narrativa, prospectiva y filosófica del primero. Este artículo de Polygon detalla bastante bien por qué.

GOG tiene a la venta una versión (en inglés) compatible con sistemas modernos a un precio muy accesible.